2º bachiller, Historia del Arte

Describe los rasgos esenciales de la mezquita y el palacio islámicos

La mezquita es el edificio religioso más importante del arte islámico y su función era acoger a toda la comunidad de fieles para realizar la plegaria de forma colectiva. Además de la función religiosa la mezquita tiene una función política ya que la obligatoriedad de la oración permitía a los califas controlar a las clases aristocráticas y políticas.

El origen constructivo de la mezquita lo encontramos en las basílicas romanas y paleocristianas. Algunas tienen cierta influencia de las basílicas bizantinas y son de planta central.

Lo más habitual es que las mezquitas tengan planta rectangular en la que podemos diferenciar diferentes zonas:

  • El PATIO, shan, es por donde se accede a la mezquita y suele ser porticado y descubierto. En este se ubica el:
    • Minarete o Alminar, lugar desde el cual se llama a la oración, un elemento vertical que rompe con la horizontalidad de las mezquitas
    • Fuente de abluciones (sabil) en la que los fieles se lavan para purificarse antes de entrar al recinto interior, según establece el Corán
  • La SALA DE ORACIÓN, haram, es una gran sala hipóstila (con columnas) que se divide en numerosas naves separadas por columnas y arcos. Las partes más importantes de esta sala son:
    • La Quibla, es el muro de la mezquita orientado a La Meca, hacia donde los fieles deben mirar para realizar sus oraciones. Las naves de la mezquita son perpendiculares a este muro.
    • En la quibla encontramos el mihrab, un nicho o ábside sagrado donde se concentra gran cantidad de decoración, al igual que ocurre en las iglesias católicas con el altar. De esta forma los fieles saben hacia donde deben mirar al realizar la oración.
    • Maqsura, se ubica delante del mihrab, y es un recinto acotado por una verja destinado al príncipe o al sultán, para separarlo y protegerlo del resto de fieles (algunos de los primeros califas fueron asesinados mientras rezaban, por eso se empezó a cerrar)
    • Mimbar que es un púlpito para dirigir la oración.

Elementos constructivos:

  • Materiales: se utilizan materiales pobres como el ladrillo y la madera, que en el interior son camuflados con recubrimietnos de yeso, cerámica, mármol…
  • Cubierta interior: se utilizan bóvedas y cúpulas
  • Elementos sustentantes: los pilares y las columnas
  • Gran variedad de arcos como: Arco de herradura (su curva es mayor que un semicírculo), Apuntado, Mixtilíneos (formados por líneas curvas y rectas), Lobulados (tres lóbulos) o polilobulados (más de tres), Arco peraltado (se levanta sobre un tramo vertical sobre el capitel) , Arco carpanel (arco rebajado)
  • Encontramos arquerías ciegas (adosadas a una pared), arcos entrelazados, arcos superpuestos (unos sobre otros),

Utilizan alfiz para puertas y ventanas: una especie de marco cuadrado que envuelve o rodea al arco.

Decoración:

Encontramos gran contraste entre la austeridad exterior y la decoración interior a base de yeso, cerámica, mármol, madera…con motivos geométricos (lacería), vegetales o de ataurique, arabesca (figuras vegetales y líneas geométricas) y la caligrafía, textos religiosos realizados en escritura cúfica o arábiga. Además, encontramos mocárabes y baldosas de cerámica de múltiples formas y tamaños, decoradas y barnizadas.

Algunas de las mezquitas más importantes son la mezquita de Damasco en Siria, la Roca en Jerusalén y la de Córdoba en España.

El palacio es la construcción civil más importante del arte islámico. Los palacios eran grandes conjuntos arquitectónicos que funcionaban como residencia de los soberanos y príncipes musulmanes, llegando a ser verdaderas ciudades como el palacio de Medina Al-Zahara de Córdoba.

Medina Al-Zahara de Córdoba. Fuente: https://www.eea.csic.es/laac/divulgacion-laac/reconstruccion-virtual-del-alcazar-y-la-mezquita/

Los palacios se dividían en dos partes, una zona privada y otra de vida pública. Todas las dependencias se distribuían en torno a un patio interior, que en muchas ocasiones se decoraban con preciosos jardines donde el agua tiene una importante presencia.

El exterior de los palacios suele ser muy austero y sobrio, sin decoración, lo que contrasta con el aspecto interior donde la decoración recubre paredes y suelos con cerámicas de colores, yeserías, mocárabes, diferentes tipos de arcos y bóvedas, o decoraciones vegetales, ataurique, arbescos, tipográficas…

Alhambra de Granada. Fuente: wikipedia

Todo el recinto palaciego solía estar cerrado por una muralla en las que destacan altas torres con merlones dentados y puertas de acceso normalmente abovedadas. Por ello desde el exterior los palacios parecen fortalezas, lo que enfatiza el contraste con el interior.

En España contamos con importantes palacios como son la Alhambra de Granada y el Palacio-castillo de la Aljafería de Zaragoza.

Aljafería de Zaragoza. Fuente: Wikipedia
Aljafería de Zaragoza interior. Fuente: wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s